Prueba de manejo: Ford Lobo Raptor 2017
02/01/2017 Reportes de Manejo

Prueba de manejo: Ford Lobo Raptor 2017

Más ligera, potente y sofisticada, la nueva generación de esta emblemática pick up fue probada por Autocosmos.

Antecedentes

La Ford Lobo Raptor (en otros mercados conocida simplemente como F-150 Raptor) es la versión más extrema de la pickup más vendida del mundo y de hecho el vehículo más vendido en Estados Unidos.

Se trata de entregar un vehículo para uso extremo en offroad pero de serie.La generación anterior que preparada por la división SVT y era básicamente una Lobo ensanchada, con un impresionante motor V8 de 6.2L y suspensión FOX Racing, un vehículo burdo, extremadamente potente y también… divertidísimo.

La generación anterior de hecho fue uno de nuestros autos favoritos en el momento y desde que se presentó esta nueva estábamos ansioso por ponernos detrás del volante de la misma.

Tanto ha sido el revuelo que causó esta pickup que otras marcas como Ram, se encuentran desarrollando productos para competirle a este modelo.

Al ser una prueba que forma parte de Lo Mejor de 2016, decidimos llevar más allá  la evaluación y enfrentarla contra otro de nuestros “juguetes” favoritos del año, el Yamaha YXZ 1000 R, un vehículo de cuatro ruedas específicamente creado para el offroad. Pero antes de eso, conoceremos a detalle esta impresionante pick up.

 

Características técnicas y mecánicas

Debajo de este alto cofre encontramos un nuevo conjunto mecánico que se forma de un motor V6 de 3.5L que efectivamente cuenta con dos cilindros y casi tres litros menos de desplazamiento que la generación anterior, pero gracias a las tecnologías EcoBoost y a un par de turbo cargadores cuenta con 39 caballos y 76 Lb-pie de torque más que el anterior V8 para así quedar en 450 caballos e impresionantes 510 Lb-pie de torque. Pero la renovación tecnológica no termina ahí, pues también encontramos la nueva transmisión automática de 10 velocidades que no sólo ayuda con el consumo de combustible sino también a mantener siempre el motor en el rango donde se encuentra el torque, provocando que se sienta más “bronca”.

La suspensión de nuevo corre a cuenta de FOX Racing con mayor recorrido, altura y reforzada para soportar el castigo del offroad.

Para las llantas se recurrió a unas BF Goodrich All-Terrain Baja Champion que prometen un desempeño fuera del camino digno de la Baja 1000. De hecho, recientemente Ford compitió en la Baja con una Raptor 2017 prácticamente sin alteraciones, solamente elementos de seguridad como jaula, tanque de gasolina, asientos de competencia y cinturones de seguridad de cinco puntos.

 

Confort

Por dentro encontramos realmente pocas diferencias respecto a una Lobo normal. Solamente están los asientos delanteros que abrazan un poco mejor para tener sujeción lateral, la piel que es más resistente y algunos interruptores en el techo en los que se pueden conectar extras como luces auxiliares, winch, etc.

Hablando del espacio, más bien depende de la configuración que compres pues la Lobo Raptor 2017está disponible en versiones de cabina y media y doble cabina –como la que nos tocó probar-. En esta última se goza de impresionante espacio por todos lados y es que con casi seis metros de largo sería absurdo que no fuera así.

La calidad de los materiales y en general del interior no es muy sofisticado, con plásticos pensados más bien en la durabilidad que en el tacto, tampoco es algo que le preocupe mucho al tipo de cliente pues los 1.2 millones de pesos que hay que desembolsar para poder tener tu Lobo Raptor 2017 se encuentran en otros lugares como el tren motríz, suspensión y sistema de tracción.

 

Manejo

Hablando de este sistema de tracción, es completamente nuevo para la versión 2017 de la Raptor pues incorpora los seis modos de manejo que modifican por completo el comportamiento de la camioneta. Se puede alternar entre ellos con sólo apretar un par de botones en el volante y son: Normal, Sport, Weather (para su uso en nieve y hielo en el camino), Mud/Sand, Baja (nuestro favorito) y donde más salen a relucir las capacidades de la Raptor y finalmente Rock Crawl para actividades de escalar o de mayor precisión a baja velocidad.

La experiencia de conducir este vehículo sin duda es muy especial pues por un lado tienes una impresionante camioneta de enormes proporciones, con salpicaderas ensanchadas y llantas de offroad pero por otro, un increíble motor y transmisión que responden a cualquier caricia del acelerador.

Como lo importante de esta pickup es su desempeño en terracería y en caminos difíciles, decidimos probarla como se debe, así que creamos un circuito de terracería y pasto en las instalaciones de Centro Dinámico Pegaso. Pero no nos quedamos con eso nada más pues además decidimos ponerla frente a frente contra un vehículo especialmente creado para este fin, el Yamaha YXZ 1000 R, un side-by-side con motor de tres cilindros, 1,000cc, transmisión secuencial, poca carrocería y una suspensión con más de 40cm de recorrido.

Para ver toda la acción, no dejes de ver nuestro video que se encuentra en la parte final de esta prueba.

La ventaja o por lo menos en papel, la tiene el Yamaha, con un peso muy contenido, reacciones inmediatas y una construcción específicamente para este tipo de actividades mientras que el gran reto de la Raptor será poder llevar todo su poder a las ruedas y arrastrar su gran peso que en las curvas puede jugar en su contra.

Por otro lado, la gran recta le puede dar una clara ventaja a la Raptor que desarrolla bastante más velocidad que el Yamaha, pero en el resto de la pista, el YXZ tendrá mejor agarre, podrá llegar más tarde a las frenadas y saldrá más rápido de cada curva.

Ambos los medimos con el sistema de tracción integral conectado para así obtener el mejor agarre y un tiempo más equiparable. La Raptor recordemos, está en modo Baja, el cual controla desde la dirección, la transmisión de 10 velocidades y el sistema de tracción para tener el mejor desempeño sin importar el terreno al que se le enfrente mientas que el YXZ, nada más fue cuestión de girar la perilla de la tracción a 4x4 y listo.

 

Conclusión

*Spoiler alert* Si quieres saber quién ganó en nuestra prueba en video, salta esta parte.

 

Al final del día y por lo menos en el circuito que diseñamos, la Ford Lobo Raptor 2017 resultó poco más de tres segundos más rápida que el Yamaha YXZ a sorpresa nuestra. Si bien el Yamaha tiene mejor agarre, se puede acelerar antes y frenar después, el impresionante poderío de la Raptor la colocó por delante.

Otro factor importante fue la gran recta en la cual la Raptor podía desarrollar hasta 160 Km/h mientras que la velocidad tope –que alcanzamos en la recta- del Yamaha es de 135 Km/h.

La Raptor entonces es sin duda un vehículo muy capaz tanto en carretera como fuera del camino, un juguete muy divertido y una camioneta práctica. El precio sí es bastante elevado pero… ¿a quién le importa? ¡Es un verdadero juguetote!

 

¿Qué te parece a ti? Déjanos tus comentarios sobre el Yamaha, la Raptor y nuestra prueba.

 

Ford Lobo Raptor 2017   Yamaha YXZ 1000 R
V6 3.5L Biturbo Motor 998cc 3cil
Aut. 10 velocidades Transmisión 5vel. secuencial
Integral Tracción Integral
5 Plazas 2
5,890mm Longitud 3,121mm
6.7seg 0 a 100 Km/h Aceleración ND
175 Km/h Velocidad Máxima 135 Km/h
$1,231,000 pesos Precio

$450,000 pesos

 

 

 

Galería Ford Lobo Raptor 2017 y Yamaha YXZ 1000 R

Ford Lobo Raptor 2017 y Yamaha YXZ 1000 R

1 de 35

Ford Raptor - la pickup más poderosa

¿Qué opinas? Cuéntanos