Autoshows

Chrysler Airflow Vision Concept, vientos de cambio

Este concept car propone el camino estético que podría tener la siguiente generación de vehículos premium.

Chrysler Airflow Vision Concept, vientos de cambio

Considerando que el CES es la vitrina ideal para dar una mirada al futuro, Fiat Chrysler Automobiles (FCA) aprovecha la edición 2020 de dicho evento para demostrar que se mantiene a la vanguardia en materia de desarrollo tecnológico y estético en la industria automotriz, con la exhibición del Chrysler Airflow Vision Concept.

El Airflow Vision es una propuesta estrictamente estética, en donde se evidencia que los vehículos de alta gama del futuro tendrán una relación más vinculante entre la forma y la experiencia del usuario, la cual estará regulada por avanzadas tecnologías que facilitarán la interacción. En ese sentido, la propuesta está dirigida a personas activas, acostumbradas a una experiencia de viaje de primera clase y que busquen satisfacer sus requerimientos tecnológicos en un entorno relajado.

Los trazos de este escultórico modelo se concibieron más desde la expresión artística que desde una visión industrial, por ello la carrocería es musculosa y sus fluidos trazos envuelven las llantas, las cuales se inspiran en elementos mecánicos de un motor eléctrico y ofrecen una sensación de movimiento similar al mecanismo interno de un reloj.

Las generosas proporciones, el diseño limpio y la elegancia del concepto no riñen con su perfil atlético y su imponente silueta; por su parte, el tono blanco Ártico de la carrocería y los visos dorados (una combinación muy usual en las porcelanas de lujo) aportan sensaciones de serenidad y refinamiento.

En cuanto al interior, esa relación con el usuario desempeña un papel fundamental y se enfoca en brindar experiencias cautivadoras, utilizando gráficos de alto contraste, los cuales se basan en múltiples capas y recurren a detalles elaborados para proporcionar una apariencia limpia y sofisticada. 

Así como la carrocería, el habitáculo es completamente diáfano; los tapizados y los paneles se alternan en tonos blanco y gris claro, que magnifican la iluminación ambiental del conjunto, donde se privilegia el azul celeste. Una característica de las plazas delanteras son las numerosas pantallas a disposición de los ocupantes; en ellas, los diferentes menús configurables permiten personalizar, simplificar y agrupar la información que requiera el usuario, para visualizarla a conveniencia.


Las texturas cristalizadas en todo el vehículo, incluyendo un techo traslúcido de dos secciones, favorecen la sensación de amplitud, en una cabina destinada para cuatro ocupantes. Tanto en el interior como en el exterior se recurre a una delicada iluminación de cristal LED, la cual, además de su función, resalta las virtudes estéticas de este modelo.

Elkin Chávez recomienda

Cuéntanos que opinas