Vende tu carro
Autoshows

Porsche Mission R, una visión de futuro

Este impactante deportivo 100% eléctrico se destaca por su diseño, prestaciones y carácter sostenible.

Porsche Mission R, una visión de futuro

En el marco del Mobility 2021 del IAA en Múnich, Porsche nos anticipa lo que considera será el futuro de los deportivos de competencia con su propuesta conceptual Mission R, vehículo que combina el legado de la marca en las pistas con tecnologías de vanguardia y materiales sostenibles, entre los que incluye plásticos que se refuerzan con fibras naturales.

El éxito de los modelos Porsche en las pistas es incuestionable; de hecho, desde el inicio de la Porsche Carrera Cup alemana, hace 31 años, el fabricante ha producido y entregado más de 4.400 unidades Cup en Weissach. Así mismo, 30 copas monomarca se disputan en todo el mundo sobre la base de estos fiables autos de competición de alto rendimiento.

La última versión del 911 GT3 Cup se lanzó este año y se basa en el 911 de la generación 992. Precisamente, el Porsche Mission R es la visión del fabricante sobre un modelo para competir en las futuras copas monomarca de vehículos 100% eléctricos.

“Además de nuestra participación en el Campeonato Mundial de Fórmula E, ahora damos el siguiente gran paso en la movilidad eléctrica. El auto concepto que presentamos es nuestra visión de futuro de un auto de carreras para clientes totalmente eléctrico. El Mission R representa todo aquello que convierte a Porsche en una marca fuerte: prestaciones, diseño y sostenibilidad”, señala Oliver Blume, Presidente del Consejo Directivo de Porsche AG.

Porsche Mission R: diseño y dimensiones

El prototipo es innovador no solo por el concepto de propulsión eléctrica, sino además porque su carrocería tiene un gran compromiso con la sostenibilidad y la reducción de CO2. En este caso, buena parte de la misma es de plástico reforzado con fibra natural (NFRP, por sus siglas en inglés), cuyo elemento básico es la fibra de lino.

El plástico ecológico también es utilizado en el labio del alerón delantero, en el difusor y en los faldones laterales. El vehículo de competición totalmente eléctrico presenta un diseño armonioso, con las líneas características de los deportivos de Stuttgart-Zuffenhausen y una altura muy baja que favorece su aerodinámica.

Con 4.326 milímetros de longitud, el Porsche Mission R resulta ligeramente más corto que el actual 718 Cayman. También es mucho más ancho (1.990 milímetros) y tiene una altura significativamente más baja (1.190 milímetros).

La estructura de seguridad del chasis monocasco, hecha de material compuesto de fibra de carbono, combina un alto nivel de protección para el conductor con un peso reducido y un diseño impactante. Porsche denomina ‘exoesqueleto’ a la estructura del techo de carbono, que integra la jaula de seguridad y la sección externa del propio techo.

Porsche Mission R: interior

El tono de sostenibilidad también permea el habitáculo de este deportivo, pues el plástico reforzado tiene gran protagonismo en el interior del Mission R, al hacer presencia en los paneles de las puertas, los asientos y la parte trasera.

Uno de los objetivos del proyecto Mission R es acercar más que nunca las carreras reales y las virtuales; en esa medida, el puesto de conducción del prototipo evoca a un simulador de juegos electrónicos.

El diseño del habitáculo se centra por completo en el conductor. En este caso, se ubica una pantalla entre los controles del volante para mostrar datos relevantes durante la carrera. A su vez, otro monitor situado sobre la columna de dirección sirve para proyectar las imágenes de las cámaras de los espejos retrovisores laterales y del espejo retrovisor central.

También se dispone de una pantalla táctil ubicada a la derecha del asiento, la cual permite consultar, entre otros, los datos biométricos del conductor. También se considera la posibilidad de instalar más cámaras en el interior del auto para conseguir tomas exclusivas para una posible transmisión en directo.

Porsche Mission R: propulsión

El prototipo con tracción en las cuatro ruedas dispone de dos motores eléctricos que entregan un total de 1.088 caballos de potencia (435 hp el delantero y 653 el trasero) cuando se activa el ‘modo de clasificación’ y acelera de 0 a 100 km/h en menos de 2,5 segundos. Su velocidad máxima se sitúa por encima de 300 km/h.

En circuito, este vehículo eléctrico logra hacer los mismos tiempos por vuelta que el Porsche 911 GT3 Cup actual. Gracias a los motores eléctricos y a las celdas de la batería de nuevo diseño (ambos equipados con un innovador sistema de refrigeración directa mediante aceite), el Porsche Mission R cuenta con una potencia constante de 680 caballos (500 kW) en el ‘modo carrera’.

Gracias a la tecnología de 900 voltios y al sistema de carga Porsche Turbo Charging, apenas es necesaria una parada de 15 minutos durante la carrera para alimentar la batería desde 5% hasta el 80%. Por otro lado, la capacidad de la batería, en torno a 80 kWh, y el innovador sistema de recuperación de energía hacen posible que las carreras al esprint puedan realizarse sin pérdidas de potencia.
En materia de aerodinámica, el Mission R incorpora una evolución del Porsche Active Aerodynamics (PAA) con Drag Reduction System (DRS) en la sección frontal y en el alerón trasero. Así mismo, su parte delantera presenta dos tomas de aire laterales con tres lamas cada una, mientras que atrás lleva un alerón regulable dividido en dos secciones.

Elkin Chávez recomienda

Cuéntanos que opinas