Vende tu carro
Tecnología

¿Qué son y para qué sirven las ADAS?

Estas son las principales asistencias activas de manejo y pueden llegar a ofrecer hasta nivel 2 de conducción autónoma.

¿Qué son y para qué sirven las ADAS?

Según las estadísticas, el error humano es el causante de la mayoría de accidentes de tránsito. Bien sea el conductor o quienes lo rodean, un instante de distracción puede cambiarlo todo, y mientras ceder el control absoluto a las máquinas parece lejano, hoy existen una serie de asistencias a la conducción que pueden ahorrarnos grandes disgustos y sustos.

¿Existen las ADAS sin “H”?

Bajo un nombre muy bien elegido tenemos las siglas en inglés de Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción. Normalmente se valen de radar, cámaras y algunos sensores, todos conectados al cerebro del auto y se vinculan a sistemas como acelerador, frenos y dirección.

La idea de las ADAS no es reemplazar al conductor; es decir, que te pongas a chatear mientras conduces, pero sí que te den un aviso e incluso tomen alguna acción concreta cuando el usuario no reacciona frente a un peligro.

¿Cuáles son las principales ADAS en la actualidad?

Mantener la distancia, conservar el carril, frenar y avisar de un peligro que no se advierte, vamos con la lista:

  • Control Adaptativo de Velocidad Crucero

Al usar un radar, se establece una velocidad determinada y se mantiene. Si el auto de delante circula a menor velocidad, disminuye la del tuyo e incluso aplica los frenos para mantener la distancia. Cuando el camino se despeja, retoma el ritmo indicado.

Hay una función más avanzada que es el Stop&Go, en este caso, el sistema puede frenar a cero y volver a acelerar, lo cual lo hace muy útil también en ciudades.

  • Aviso y Mantenimiento de Carril

Mientras estén bien dibujadas las líneas en la carretera, unas cámaras las registran y te indicarán cuando estás a punto de pasar de carril. La alarma puede ser sonora, con vibraciones del volante e inclusive en el asiento. Los sistemas más avanzados pueden corregir solos la dirección para que no invadas el otro carril y en los mejores casos mantienen el auto en el centro del carril, para evitar que el auto derive de una línea a la otra.

Obviamente, si el sistema nota que no mantienes por ti mismo la dirección, te advertirá para que mires el camino. Otro avance en esta asistencia son los volantes con sensores que advierten cuando el conductor retira las manos del mismo.

  • Alerta de colisión inminente

Usa la diferencia de velocidad con respecto al vehículo que te precede y determina cuánto tardarías en impactarlo al ritmo que ambos ruedan. Si el tiempo de respuesta es alarmante, se activa un sonido de advertencia y prende luces (es increíble ver un tablero digital todo rojo con un signo de exclamación grande en el centro). Si no desaceleras o frenas, entonces pasa al:

  • Frenado de emergencia

Después de avisos en vano, entra en acción el sistema antichoque, el cual aplica los frenos con todas sus energías. El sistema no solo detecta obstáculos y otros autos, los más avanzados también pueden “ver” motociclistas, ciclistas y peatones (incluso cuando sale de entre dos autos estacionados).

Este sistema funciona hasta cierta velocidad para que una frenada a fondo no comprometa la estabilidad. Importante, no hace milagros, por eso las marcas anuncian que hasta cierta velocidad pueden evitar un choque, luego de eso minimiza efectos.

Finalmente, los más avanzados de todos pueden mover la dirección para ayudarte a esquivar el obstáculo.

  • Frenado de emergencia en estacionamiento

Alguna vez tuve un auto de prueba con este recurso (y yo no lo sabía), cuando se activó me asusté, pero de verdad es muy útil. Imagínate que, por algún motivo, vas a pegarle a algo en un estacionamiento (auto, árbol, etc.), entonces activa al máximo los frenos. Te suben los latidos, pero te ahorras un arreglo de latonería y pintura.

  • Aviso de punto ciego

¿Nunca te pasó que al cambiar de carril aparece de la nada un auto, moto o bicicleta? Eso sucede porque hay un espacio alrededor del auto que los retrovisores no te pueden mostrar. No hay problema, uno de los mejores inventos es el de alerta de punto ciego, si hay algo ahí te lo advierte con una luz en el retrovisor.

  • Aviso de tráfico cruzado

Muy útil cuándo sales de un parquedero vertical o a 45º y no ves qué viene. Usando radares en los parachoques te avisa de cosas que pueden no aparecer en la cámara de reversa. La alerta es por sonidos y unas flechas en la pantalla que te indican de qué lado proviene el objeto en cuestión.

  • Luces activas

Esto ha mejorado con los años. Primero estuvo el encendido automático de luces, después las luces de curva y hoy son las altas automáticas. Mientras no encandiles a nadie usan toda la potencia de iluminación, si detectan luz de frente (otros vehículos) pasan a las bajas. Todos estos sistemas son más elaborados cuando cuentan con luces por matriz de LED, que activan distintas secciones de acuerdo con cada necesidad.

  • Aviso de accidente

Si los airbags del auto se despliegan o los sensores detectan que las ruedas apuntan hacia un lado diferente el suelo, simplemente llama a algún servicio de emergencias porque podrías estar lastimado.

  • Freno poscolisión

Salimos un poco de lo que es evitar un accidente, pero entramos a cómo atenuar un potencial segundo accidente. ¿Cómo? Después del choque frena el auto para que no siga un derrotero de golpes contra otros objetos.

Seguramente hay más sistemas, como el control de crucero que ayuda a mitigar los golpes desde atrás o el que precarga los frenos (e inclusive ajusta los cinturones) cuando detecta que el impacto es inminente, pero lo importante es recordar que todos estos sistemas no se hicieron para descuidar el manejo; su asistencia es efectiva, pero limitada, y siempre se debe recordar que el conductor es el único responsable de lo que pase en el auto.

¿Crees que estos sistemas ayudan a evitar accidentes o hacen que la gente se confíe y termine mal por culpa de este exceso de confianza?

Hernando Calaza recomienda

Cuentanos que opinas