Tips y Consejos

Claves del manejo defensivo para reducir la accidentalidad

No tiene nada que ver con ser agresivos al volante.

Claves del manejo defensivo para reducir la accidentalidad

Siempre que se esté al mando de un automóvil, es importante estar atentos de nuestro entorno, para así aminorar considerablemente el riesgo de un accidente. Para evitar que exista un percance por culpa de otro automovilista, hay mantener una conducción defensiva, esto quiere decir que se requiere estar anticipado de lo que pueda suceder en el camino.

Los elementos básicos de la conducción defensiva se pueden dividir en cinco categorías generales: preparación, visibilidad, comunicación, espacio y actitud.

Preparación

Estar alerta

Concentrarse en el acto de conducir para estar preparado para reaccionar ante el peligro emergente. Esto significa estar libre de todas las distracciones y mantener la vista en la carretera y las manos en el volante. Si se está preparado para frenar en el momento en que se percibe peligro, puede ayudar a evitar un choque. Observar el panorama general mientras se conduce, midiendo la velocidad y la posición de todo el tráfico cerca de usted.

Prever

Prestar especial atención a los cambios en las señales de tránsito, los cruces peatonales y otras áreas donde la confusión sobre el derecho de paso podría causar un choque. Hacer contacto visual siempre que sea posible con otros conductores, peatones y ciclistas para ayudar a medir sus intenciones. En pocas palabras, es esperar lo inesperado.

Ser receptivo

Cuando ocurra lo inesperado, hay que responder de la manera más segura posible. Por ejemplo, si otro vehículo gira en nuestro carril y lo interrumpe cuando tiene el derecho de paso, aún debe reducir la velocidad. La responsabilidad recae sobre nosotros para evitar un choque, incluso si otro conductor infringe la ley.

Visibilidad

Tener en cuenta los puntos ciegos

Revisar los espejos con frecuencia para asegurarse de que no haya nadie en su punto ciego antes de cambiar de carril. Busque a los motociclistas, quienes elegirán las posiciones de los carriles para una mejor visibilidad, pero aún son más difíciles de ver que los automóviles. También debe tener en cuenta conducir en los puntos ciegos de otras personas para ayudarlos a evitar chocar contra usted.

Prepárese para ceder

Si tiene alguna duda sobre si otro vehículo o peatón puede verlo, prepárese para ceder el paso. Una vez más, incluso si está seguro de que tiene el derecho de paso, abordar la situación a la defensiva puede potencialmente prevenir una lesión o fatalidad.

Ajustar por malas condiciones

Tenga en cuenta cualquier condición que pueda reducir la visibilidad y ajuste para mejorar las posibilidades de que lo vean. El mal tiempo y las condiciones de poca luz pueden requerir que disminuya la velocidad o use faros durante el día, por ejemplo. Observe su velocidad en carreteras con curvas donde puede ser más difícil que los peatones o los automóviles en las calles laterales lo vean.

Comunicación

Usar direccionales

Siempre comunique su intención de girar o cambiar de carril utilizando su señal de giro. Del mismo modo, debe respetar a otros vehículos cuando señalen. Permita que otros conductores cambien de carril con seguridad, se fusionen y giren.

Acelerar y frenar adecuadamente

Puede que no se de cuenta, la intención de acelerar y frenar es manera de comunicarnos con otros automovilistas. Por ejemplo, si otro conductor nota que acelera al acercarse en la carretera, asumirá que planea pasarlos. Reducir la velocidad cerca de una calle lateral junto con la señalización indica su intención de girar. Cuando acelera y frena previsiblemente, otros conductores pueden anticipar y reaccionar de manera segura.

Indicar peligros

Si hay peligros por delante, indíquelo a otros conductores lo mejor que pueda. Si puede evitar el peligro cambiando de carril, por ejemplo, hágalo para que otros conductores detrás de usted noten su comportamiento y hagan lo mismo. Use su bocina solo para indicar peligro inminente y ayudar a mantenerse a sí mismo y a otros a salvo.

Espacio

Respetar el espacio de los demás

Imagine un colchón de aire que rodea su automóvil, manteniendo una distancia segura entre su vehículo y los demás. Respetar este cojín cuando siga o pase otros vehículos, dando un lugar más amplio a los usuarios de la carretera más vulnerables como motociclistas, ciclistas y peatones.

Tener en cuenta las distancias de frenado

Se requiere una distancia mayor para detenerse cuando se viaja a velocidades más altas, así que tenga esto en cuenta al determinar una distancia de seguimiento segura. Los camiones y los vehículos más grandes son más pesados ​​que los automóviles y demorarán aún más en detenerse. El mal tiempo aumentará las distancias de parada de todos en el camino.

Estar atento al plan de escape

Asegúrese de que siempre pueda ver un camino hacia la seguridad, especialmente cuando viaja a velocidades más altas. Evite encerrarse en la carretera, por ejemplo, donde el tráfico de defensa a defensa a altas velocidades no deja a nadie el tiempo suficiente para reaccionar ante el peligro.

Actitud

Rendimiento

Observe todas las señales de tránsito y las reglas de derecho de paso. Considere esto como una cuestión de respeto, si le ayuda a recordar las leyes. Cuando otro conductor tenga el derecho de paso, deles espacio para maniobrar su vehículo cómodamente.

Ser paciente

Nunca se apresure ni haga que otros conductores se sientan apresurados. Espere su turno, incluso si cuesta unos segundos más. Por ejemplo, si gira a la izquierda a través del tráfico y hay un automóvil que se aproxima, espere a que pasen.

Sea cortés

Si otro conductor está claramente perdido, luchando por fusionarse o pidiendo ayuda, sea amable. Un poco de cortesía es muy útil. Reconozca también la cortesía de los demás y agradezca cada vez que conduzca.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos