Vende tu carro
Tips y Consejos

Recomendaciones y cuidados sobre los rodamientos

Estos pequeños y funcionales componentes son indispensables para rodar cómodos y seguros.

Recomendaciones y cuidados sobre los rodamientos

Los rodamientos son elementos rotativos que ayudan a minimizar la fricción entre un eje y las piezas conectadas a determinado sistema, sirviendo de apoyo y facilitando su funcionamiento. En los autos y motos, son autopartes a las que casi no se les presta atención, salvo cuando empiezan a fallar, pero que también demandan atención y mantenimiento.

En el caso de los vehículos, que pueden emplear hasta 10 tipos de rodamientos, los más empleados son los de bolas o rodillos (propiamente los elementos rodantes que soportan la carga de los ejes), que se instalan entre aros metálicos denominados pistas, para así minimizar la fricción.

Por sus características, los rodamientos de bola están diseñados para permitir velocidades de rotación elevadas, mientras que los rodamientos de rodillos se utilizan para soportar altas cargas radiales. Dichos componentes facilitan la gestión de diferentes partes del automotor como, por ejemplo, las ruedas, el embrague, el sistema de repartición y el cardán, entre otros.

De la mano de Ichiban, fabricante de piezas de precisión para el sector automotor y representado en Colombia por Impocali, detallamos a continuación algunas recomendaciones a considerar sobre los rodamientos, elementos que en otros países también se conocen como rodaje, rolinera, balero, bolillero o balinera, entre otros.

Rodamientos: decálogo de recomendaciones

  • No sobrecargar el vehículo, porque el exceso de peso recae directamente en los rodamientos de rueda y los deforma.
  • La adecuada lubricación es un factor determinante en la vida útil de los rodamientos.
  • Si cambia rodamientos, revise el estado del retenedor de lubricación. Debido a su bajo costo, vale la pena sustituirlo cada vez que se cambie el rodamiento.
  • Cuando se realice el cambio de rodamiento en una rueda, asegúrese de que se sustituya tanto el interno como el externo, puesto que su desgaste es similar.
  • La aparición de un ruido similar un zumbido es señal del desgaste de un rodamiento. Si estos se encuentran en óptimas condiciones deben girar libremente y sin ruidos anormales.
  • Bajo condiciones de uso adecuado, los rodamientos de rueda para autos están diseñados para durar aproximadamente entre 70.000 a 80.000 kilómetros.
  • Si cambia el conjunto de embrague, no olvide sustituir el rodamiento de empuje, como la balinera del eje toma (si aplica).
  • Al cambiar la correa de repartición, incluya también los rodamientos, tensores y patines.
  • Evite exceder la velocidad del vehículo, porque cada rodamiento tiene un límite de revoluciones por minuto.
  • En vehículos comerciales, respete la frecuencia de mantenimiento de los rodamientos de rueda para que siempre estén bien lubricados.

Rodamientos: síntomas de alarma

En cualquier caso, el conductor del vehículo debe estar atento a las señales de alerta para detectar rodamientos de rueda en mal estado:

  • Ruidos similares a zumbidos o gruñidos y que se acentúan al acelerar o al tomar curvas.
  • Chirridos que surgen con el vehículo en movimiento
  • Golpeteos al conducir por carreteras escarpadas
  • Excesivo juego de la rueda, que supone la pérdida de precisión en la dirección
  • Vibración en el volante, que cambia con la velocidad o en los giros.

Rodamientos: claves a considerar

Los rodamientos de rueda son quizás los más fáciles de diagnosticar, porque cuando fallan emiten un zumbido característico. Para conocer en cuál rueda están fallando conviene elevar el vehículo y, desde dentro, solicitar que algún mecánico gire a mano una a una las ruedas, para así detectar con mayor precisión la fuente del ruido. Bajo condiciones de uso adecuado, los rodamientos de rueda para autos están diseñados para durar aproximadamente entre 70.000 a 80.000 kilómetros.

En cuanto al rodamiento del embrague (o balinera), su función es la de servir de medio de presión sobre el diafragma de la prensa para acoplar y desacoplar el motor de la transmisión. Cuando falla, dicho componente suele emitir ruidos cuando se mantiene presionado el pedal del embrague; de ser así, es momento de cambiarla (y muy seguramente junto con las otras partes de este sistema).

Por último, el sistema de repartición del motor (o kit de tiempo) cuenta con al menos un rodamiento tensor, el cual se mantiene en contacto con la correa de repartición para evitar latigazos y vibraciones. Los fabricantes de estos mecanismos recomiendan cambiar el juego de piezas completo (correa, rodamientos y patines) cuando se indique o en caso de que comience a zumbar el rodamiento.

Elkin Chávez recomienda

Cuéntanos que opinas