Vende tu carro
Tips y Consejos

Conoce las maniobras más peligrosas al conducir

Siempre es bueno tener presentes las situaciones que debemos evitar mientras estamos al volante.

Conoce las maniobras más peligrosas al conducir

Subirse a un vehículo y conducir no tiene precio, pero a su vez conlleva una gran responsabilidad, puesto que estamos al mando de una máquina que resulta mucho más grande y pesada que un ser humano y que, además, es capaz de alcanzar altas velocidades.

Otro detalle que se debe considerar, especialmente en las grandes ciudades, es que durante la mayoría del trayecto nos relacionamos con otros actores de la vía (motociclistas, peatones, ciclistas y otros conductores), lo que exige elevar al máximo el nivel de cuidado y atención.

Hasta acá, todo lo mencionado parece más que obvio, pero nunca está de más recordarlo, incluso para quienes acumulan varios años de experiencia detrás de un volante.

Recordemos que el uso cotidiano del vehículo muchas veces propicia la aparición de malos hábitos y rutinas, que pueden llevar a cometer errores impensados y evitables hasta al conductor más experimentado; por ende, a continuación destacamos siete maniobras y acciones que se deben evitar al conducir o, al menos, realizarlas con mucho cuidado:

Sobrepasar

  • Es de las maniobras más peligrosas, por la concentración que requiere
  • Muy importante conocer la capacidad de aceleración del auto y cómo optimizar la marcha con ayuda de la transmisión.
  • También es vital tener sentido de distancia, profundidad y saber en qué lugar es ideal ejecutar la maniobra.

Irrespetar la distancia mínima con respecto al auto de delante

  • En autopistas y carreteras, debe haber un intervalo de unos cinco segundos entre cada vehículo. A una velocidad de 100 km/h, esto equivale a unos 150 metros de distancia. Al conducir bajo la lluvia, este margen se amplía a no menos de siete segundos.
  • Este margen resulta indispensable para contar con el tiempo suficiente de reacción y para frenar suavemente, sin golpear al otro vehículo.

Tener una mala postura

  • Sentarse muy cerca del volante impide su buen uso y compromete la seguridad en caso de que se active el airbag.
  • Sentarse muy lejos o conducir con una sola mano aumentan el tiempo de reacción ante un imprevisto.
  • Postura correcta
    Mantener siempre ambas manos en el volante.
    La cabeza debe quedar justo en el centro del apoyacabezas.
    Los brazos y las piernas debe quedar ligeramente flexionados, para evitar que soporten el impacto de una lesión en caso de choque.

Colocarse mal el cinturón de seguridad

  • Este mal hábito puede generar lesiones, incluso en accidentes leves o frenadas bruscas.
  • Si el cinturón se ubica muy cerca del cuello o por encima del estómago, podría resultar muy peligroso; de hecho, la presión del cinturón sobre estas zonas (no protegidas por huesos) puede generar graves heridas internas, en caso de choque.
  • Ajuste correcto
    La banda superior debe quedar por encima del esternón y con apoyo en la parte media de la clavícula
    La banda inferior debe quedar pegada al cuerpo, sobre los huesos de la pelvis

Cambiar de carril

  • Si se hace en forma imprudente o inapropiada puede generar multas, enojos de terceros y accidentes
  • ¿Cómo se debe hacer?
    1. Usar la direccional, con la debida anticipación y en lado respectivo, para avisar que se realizará el cambio de carril
    2. Revisar los espejos para verificar que no haya tráfico en el carril al que se desea pasar
    3. Girar la cabeza para verificar el punto ciego en el carril al que se desea ingresar, manteniendo el volante recto
    4. Cuando el carril esté despejado, mantener una velocidad constante y desplazarse hacia él suavemente, girando gradualmente el volante
    5. Cancelar la señal de la direccional respectiva

Subirse al andén

  • Al intentar estacionar, los rines pueden llegar a golpear contra la orilla o incluso subirse al andén.
    ¿Consecuencia? Pinchazo o deformación de la llanta, lo que, a su vez, puede derivar en complicaciones en la dirección.

Frenar bruscamente

  • Aunque sea a baja velocidad, una frenada fuerte e intempestiva puede generar la pérdida del control del auto, un choque y consecuencias graves.
  • Es clave estar siempre atento y con la mencionada distancia de seguridad con respecto al vehículo de delante.
  • En caso de producirse un choque, se debe avisar a quienes circulan en la vía utilizando las luces de emergencia o estacionarias.

Juan Manuel Cardozo recomienda

Cuéntanos que opinas