Autoshows

La propuesta de un 4x4 eléctrico de Audi

La marca alemana presenta la última aplicación de su plataforma para autos eléctricos.

La propuesta de un 4x4 eléctrico de Audi

Audi aprovecha el IAA Frankfurt 2019 para presentar su concept car AI:TRAIL quattro, un "estudio conceptual para la conducción eléctrica off-road del futuro". Se trata del cuarto prototipo eléctrico que presenta la marca desde 2017, junto con el Aicon, el PB18 e-tron y el AI:ME, todos ellos demostrando las múltiples posibilidades que ofrece la conducción eléctrica y autónoma del futuro.

Lo claro es que este modelo, pensado para cuatro personas, conjuga la conducción autónoma y suma las máxima aptitudes para el manejo fuera de la vía, al ser un modelo quattroMide apenas 4,15 metros de largo (casi lo de un Q2) y tiene 2,15 m de ancho, ofreciendo una clara postura off-road, que lo diferencia del Audi e-tron, un SUV mucho más urbano.

Con sus 1,67 metros resulta alto, pero de ellos hay impresionantes 34 centímetros de despeje al piso y tiene unos enormes rines de 22 pulgadas. Audi indica que, con estas características, este prototipo puede vadear pasos de agua de más de medio metro de profundidad.

Por fuera, el diseño destaca por los cristales que rodean el habitáculo y se extienden hasta el nivel del suelo, lo que amplifica la experiencia visual. Por su parte, las ventanas laterales se pliegan en ángulo, generando un gran espacio libre a la altura de los hombros y favoreciendo la vista al suelo, lo que resulta ideal para superar obstáculos. No solo se puede ver todo lo que nos rodea, sino que incluso es posible observar la suspensión en acción.

Si levantamos la vista, la parte delantera del vehículo no solo cuenta con un enorme techo panorámico, sino que se asemeja a la cabina de un helicóptero, puesto que también se despeja hacia el frente y los costados. Incluso, la parrilla Singleframe, típica de Audi, tiene efecto de vidrio. 

El sistema de propulsión eléctrica se sitúa junto a los ejes y la batería se extiende por todo el piso del vehículo. La marca dice que, dependiendo del tipo de manejo, ofrece entre 400 y 500 kilómetros de autonomía, valor que se reduce a la mitad cuando circulamos por terrenos off-road extremos. La velocidad máxima es de apenas 130 km/h, pese a que la potencia máxima es 435 caballos y cuenta con 102 kg-m de torque.

Como cada rueda es propulsada individualmente, el Audi AI:TRAIL no cuenta con diferenciales ni sistemas de bloqueos. A esto se suma un chasis fabricado en una combinación de acero de alta tecnología, aluminio y fibra de carbono, por lo que el modelo apenas pesa 1.750 kilos.

El AI:TRAIL es un vehículo con sistema de conducción autónoma Nivel 4, el segundo más alto en la escala, por lo que en autopistas o centros urbanos, el conductor puede delegar completamente la tarea de manejar al vehículo; solo debe reanudar la conducción cuando abandona la zona definida. Pero como los caminos de tierra no están suficientemente registrados ni cartografiados digitalmente, en modo off-road llega al Nivel 3, momento en que el conductor dispondrá de varios segundos para volver a asumir el mando.

Un dato más de vanguardia tecnológica: en lugar de las luces convencionales, el Audi AI:TRAIL equipa cinco drones eléctricos sin rotor, que cuentan con unidades matrix LED integradas. Así, pueden posarse en las barras del techo o sobre el propio modelo, o pueden volar por delante para iluminar el camino, sustituyendo por completo los faros delanteros. Incluso, pueden transmitir una imagen de video a la pantalla del vehículo vía wifi.

Con el vehículo estacionado, los drones pueden iluminar el área circundante desde el techo o incluso iluminar el habitáculo a través del techo panorámico. El Audi Light Companion complementa esta iluminación; se trata de una especie de linterna de gran tamaño que se fija magnéticamente en la parte delantera del asiento, donde actúa como luz ambiental, también se puede llevar fuera del vehículo para instalar como un proyector de corto alcance

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos